Esta es la pregunta que cada vez más gente se hace debido a la creciente tendencia del mercado online y de un futuro que ya es presente. Es cierto que internet forma parte de la vida de todos desde hace tiempo, sin embargo la globalización de este medio en materia profesional ya es una realidad para cualquier tipo de empresa, negocio o producto.

Las grandes empresas cuentan con equipos de profesionales dedicados a sacar el máximo beneficio al mundo online, pero las pequeñas también pueden encontrar su sitio llevando a cabo pequeñas acciones que les den visibilidad en este gigantesco mundo.

Existen numerosas herramientas para darse a conocer, captar p clientes, generar una buena reputación o fidelizar a los ya consumidores de nuestros productos y/o servicios.

A continuación vamos explicar brevemente las herramientas más conocidas del marketing digital para saber cuál es la finalidad de cada una y no equivocarnos a la hora de desarrollar una estrategia y un posterior plan de actuación.

SEO: es la optimización para los motores de búsqueda, o comúnmente conocido como posicionamiento orgánico. Consiste en diseñar y generar el contenido de la web o blog de manera que el buscador sea capaz de encontrarlo para mostrarlo a las búsquedas que hagan los usuarios. Es una forma natural de influir en los resultados que ofrecen los motores de búsqueda. Existen numerosos tips que ayudan a mejorar el SEO de las webs.

Imagen de fullweb.es

 

SEM: son campañas de anuncios publicadas en plataformas y Google. Es la principal herramientas para generar visitas a una web, y consiste en crear un anuncio con las palabras claves más acertadas para aparecer en los buscadores. Es muy fácil de medir y se paga a CPC (coste por clic).

 

 

Email marketing: es una herramienta de marketing directo que utiliza el correo electrónico como medio de comunicación comercial o comunicación de mensajes a una audiencia especifica. Requiere de proveedores de servicios específicos para envíos de email como MailChimp.

RRSS: son una de las herramientas por excelencia, pero en muchas ocasiones utilizadas erróneamente. Las redes sociales son herramientas de fidelización de clientes, y aunque es cierto que se puede hacer publicidad en ellas, su objetivo principal no es tanto dar a conocer nuestra empresa como ofrecer información de interés a los usuarios de nuestros productos o servicios.

 

Marketing de afiliación: es una acción de marketing digital que consiste en publicitarse en blogs y webs de terceros los cuales obtienen una comisión cada vez que un usuario realiza una acción (pinchar el banner, registrarse, comprar…) a través del anuncio que se encuentra publicado en su site.

 

Geolocalización: consiste en planificar las campañas de marketing y publicidad en función de la localización del cliente. Aumenta la visibilidad y es una estrategia impulsada por los móviles, ya que es la herramienta a través de la cual se puede tener conocimiento de la ubicación de los clientes, y por tanto ofrecerle la información que nos interese en cada momento.

Marketing de contenidos: es una de las herramientas más empleadas actualmente. Consiste en crear y ofrecer contenido de calidad a los potenciales clientes para atraerlos, convertir y conseguir retenerlos.

Inbound marketing: podríamos decir que es lo contrario al marketing tradicional, el cual interrumpe e invade al usuario para hacerle llegar la información. El objetivo del inbound es conseguir a través del contenido, que el cliente te encuentre a ti. Es un nuevo enfoque del marketing, en el que más que el contenido, la persona es el centro en torno a la que gira cada acción.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]