En el caso de la Finca LA Vicaría abordamos las diferentes líneas de trabajo a poner en marcha, teniendo en cuenta, a la hora de marcar objetivos a corto y medio plazo, el punto de equilibrio del negocio y la rentabilidad que éste pudiese ofrecer. 

El estudio y control de todo ello, así como tener muy definido qué ofrecer, sí efectivamente se está haciendo, sí lo que se ofrece era rentable y sostenible y sí se está potenciando como debiera, son aspectos fundamentales para conocer un negocio y sacarle el máximo rendimiento posible. 

La planificación del trabajo se dividió en tres líneas de actuación; una dedicada al alojamiento propiamente dicho, otra enfocada a la restauración y una tercera dedicada a la comercialización global del negocio.  

Las principales medidas llevadas a cabo fueron: 

  1. ALOJAMIENTO 
  • Análisis DAFO. 
  • Control de la administración y de la facturación.  
  • Gestión de reservas. Definir protocolo de actuación. 
  • Definir tarifas y suplementos. 
  • Creación de protocolos de atención al cliente.  
  • Potenciación de puntos fuertes. 
  • Revisión de contratos con agencias y portales on-line.  
  • Acondicionamiento de las casas y su entorno.  
  • Organización de personal y reparto lógico de tareas. 
  1. RESTAURACIÓN 
  • Análisis DAFO. 
  • Control de partida de gastos asignada.  
  • Revisión de la carta y menús.  
  • Organización de personal y reparto lógico de tareas.  
  • Organización del servicio.  
  • Control de compras y stocks. 
  1. COMERCIALIZACIÓN 
  • Análisis de la competencia. 
  • Revisión de textos publicados y material editado. 
  • Lanzamiento de ofertas y promociones.  
  • Elaboración de una presentación atractiva y en soporte digital.  
  • Establecer red de contactos con la administración pública.  
  • Establecer red de contactos con agencias, nacional e internacional, tour tranfers, grupos organizados, asociaciones… 
  • Generar acciones encaminadas a disminuir la fuerte estacionalidad de la zona. 
  • Posicionamiento SEO. 
  • Creación de cartera de clientes. 
  • Celebración de eventos. 

El objetivo principal de todas las actuaciones llevadas a cabo fue, que tanto la gestión del alojamiento como la del restaurante fueran lo más eficiente, organizada y compatible con los rendimientos que produjesen para, a la hora de comercializar el negocio en su conjunto, estuviese todo definido con claridad y obtener el mejor posicionamiento posible dentro del sector.