En primer lugar, queremos agradecerte que hayas llegado hasta aquí. Eso quiere decir, que lo que estamos ofreciendo es interesante para el sector del turismo, y ese ha sido el principal motivo que nos ha hecho dar vida a TURIMPULSE.

En esta primera entrada  vamos a exponer las distintas razones que nos han llevado a crear, bajo nuestra propia experiencia, una empresa generadora e impulsora de ideas que activen el sector turístico. Esta actividad, que está claro, nos permite generar ingresos adicionales tanto a nosotros mismos como a quienes deciden apoyarse en TURIMPULSE, nos aporta una gran satisfacción personal cuando, por vocación, generamos esa consecución de objetivos empresariales y vitales a terceros.

Y una vez, que hemos introducido la idea con la que nace TURIMPULSE, os queremos contar (de manera resumida pero concisa) como nuestro proyecto ha ido cogiendo forma hasta estar hoy aquí.

TURIMPULSE: El impulso que nos permite generar negocio

En primer lugar, y creemos que como premisa fundamental (y que muchos emprendedores no tienen en cuenta) es que al iniciar cualquier negocio, en nuestro caso el de consultoría y emprendimiento, es muy importante contar con experiencia en la actividad en la que se va desarrollar el trabajo. El conocimiento de nuestras aptitudes nos ha permitido posicionarnos y desarrollar nuestra planificación.

Además de esa experiencia, la confianza en uno mismo y la capacidad de inspirar a los demás son indispensables para vencer muchas objeciones iniciales y ayuda enormemente a alcanzar los objetivos.

Con la experiencia y esa confianza que a veces es lo que más cuesta, decidimos formar  un equipo multidisciplinar, enfocado en un sector concreto, el turismo, y en una Comunidad concreta, que brinda numerosas oportunidades a quienes deciden dedicarse a él. Sabemos que dicha actividad es el motor de nuestra economía y, que por diferentes razones, tenemos que estar en continua renovación y adaptación para saber en cada momento lo que nos demanda el mercado.

Con la competencia que hay hoy día en cualquier sector, nosotros teníamos y tenemos  muy claro que hay que convertir nuestro servicio en un excelente producto, y esto es otro aspecto clave para iniciar este tipo de negocio con éxito.

Así pues, emprender nuestra labor con una visión analítica del sector, creemos que es el factor diferencial que nos caracteriza, la cual nos permiten tener un trato cercano y profesional con las empresas que requieren una diagnosis y/o implementación, mejorando notablemente su rentabilidad y posicionamiento en el mercado.

Después de mucho observar, analizar, y estudiar el entorno, nos dimos cuenta de que nuestra motivación principal era poner en valor todos y cada uno de los medios de que se disponen, para optimizar los recursos con lo que contamos y alcanzar así los objetivos marcados.

Así, una vez tuvimos claro qué íbamos a hacer y en qué área o nicho nos íbamos a especializar, fue el momento de ponerse en marcha…

Lo primero que llevamos a cabo fue creación de nuestro perfil profesional. Definimos qué problema solucionamos, definimos quienes son nuestros clientes potenciales y definimos nuestro ámbito de actuación de acuerdo a lo anterior.

En segundo lugar, pusimos en marcha nuestra identidad digital. Creamos un plan de marketing digital donde desarrollamos y dimos forma a nuestra página web, nuestro blog, nuestras redes sociales, eligiendo el contenido idóneo para cada una de las herramientas que íbamos a emplear según el objetivo de cada una de ellas, ya que estas van a ser el reflejo de nosotros mismos y de nuestro esfuerzo, trabajo, dedicación y profesionalidad.

No podemos olvidar lo importante que es elegir un buen nombre y logo. Fue a lo que más vueltas le dimos. Tenía que ser algo que nos representase, que fuese fácil de recordar y que no se pareciese a nada de lo que ya había. IMPULSAR era nuestra premisa fundamental, y a partir de ahí, combinando esa idea fundamental con nuestro sector y con la necesidad de ofrecer nuevas ideas nació el TURIMPULSE y el logo de la bombilla con el mapa del mundo en su interior.

Queremos resaltar que el mundo digital abre muchas puertas pero también es importante conocerlo y saber trabajar en él, ya que es un entorno desconocido para muchos, donde los cambios son constantes y si no hacemos las cosas bien, podemos tirar por la borda un buen trabajo. Es necesario un buen asesoramiento y un trabajo muy constante para ofrecer el mejor servicio.

Por último, llegó la labor de comecialización. Nos lanzamos al mercado para dar a conocer todo lo que somos capaces de ofrecer y de qué manera, para satisfacer las necesidades identificadas en el sector y aportar nuevas y específicas soluciones. Y así, casi sin pensarlo se fueron marcando las pautas de nuestros valores y filosofía de trabajo: “Estar siempre al servicio del cliente, proporcionando el apoyo profesional y técnico necesario que le ayude a la mejor toma de decisión posible para la rentabilidad de su empresa.”

Hasta aquí una pequeña introducción sobre quién es TURIMPULSE y que hace. Esperemos que os haya gustado y sobre todo que sirva a quien se encuentra en la situación de dar el paso pero no termina de hacerlo.